Brownie de Aguacate

07/12/2018
  • Brownie de Aguacate

  • Llevaba ya tiempo queriendo subir una receta chocolatera.
    El brownie no es algo que me apetezca todos los días, pero cuando me apetece, ME APETECE.
    Busqué alguna receta para prepararlo con otro ingrediente (que no os pienso decir cual es, para hacerlo otro día) y ver que salía del experimento.

    Pero entonces, mi colega Hannah del blog Vegiterraneo, me mandó las fotos de su brownie con aguacate, y me dije: esta es la mía!
    MMMM AGUACATE Y CHOCOLATE!
    ¿Qué puede fallar?
    El resultado es un postre tierno y cremoso por dentro y algo más duro en la parte externa que te va a encantar.
    Pruébalo y me cuentas.

    Ingredientes para un molde de Plum Cake:
    2 aguacates grandes y maduros
    60 gr de azúcar moreno o panela
    50 gr de aceite de coco
    Una tableta de chocolate al 70% (unos 100 gr)
    4 cucharadas grandes de leche vegetal
    1 ct de esencia de vainilla
    150 gr harina 
    1 cucharadita de levadura en polvo
    1 pellizco de sal
    50 gr de chocolate picado
    Un buen puñado de nueces 

  • Primero de todo, como siempre, ponemos el horno a precalentar a 180º.
    Mientras, prepararemos la receta.
    Pelamos el aguacate y lo trituramos con un tenedor.
    Lo dejamos a un lado, nos va a hacer falta más tarde.
    En un cazo, ponemos a calentar el aceite de coco y los 100 gr de chocolate.
    Cuando comience a derretirse, añadimos la leche vegetal, la vainilla, el azúcar moreno y un pellizco de sal.
    Lo batimos todo hasta que se mezclen todos los ingredientes.
    Añadimos los aguacates chafados que habíamos reservado.
    Lo integramos todo bien. Añadimos la harina y seguimos mezclando hasta que quede una crema fina y uniforme.
    Por último, añadimos las nueces y el chocolate picado.
    Ni que decir tiene que, si tuestas un poco las nueces antes de añadirlas a la masa estarán mucho más ricas.
    Yo casi nunca lo hago porque voy corriendo y a lo loco, pero cuando me tomo la molestia, flipo en colores.
    Merece la pena.

    Ahora al molde.
    Lo enharinamos bien, o cortamos una tira larga y gruesa de papel de horno para que no se nos pegue.
    Horneamos durante 25 minutos mínimo.
    Pincha con un cuchillo y compruebas, ha de estar un poco húmedo pero no crudo.
    Si tienes paciencia y lo dejas enfriar (o incluso al día siguiente) quedará el relleno más compacto y mucho más sabroso.
    Cómo una crema de nutella pero más sana, menos empalagosa y mil veces mejor!



comments powered by Disqus

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto

Suscríbete y te enteras de cosas que molan

Suscríbete y recibirás todas nuestras novedades. Cero SPAM, sólo contenidos de valor.
He leído, comprendo y acepto la política de privacidad
Información sobre el tratamiento de datos