Espinacas con frutos secos y bechamel

21/11/2018
  • Espinacas con frutos secos y bechamel

  • Esta receta va de fábula para los que no suelen incluir éste vegetal entre sus habituales.
    A mi me encantan las verduras, pero qué quieres que te diga, la espinaca no es precisamente la alegría de la huerta.
    Ya con bechamel es otra historia (¿dime qué cosa no está más rica con bechamel?)
    No lleva mucha crema, así que no te alarmes, pero sí que le da ese toque especial con la nuez moscada.
    Es un plato sencillísimo de preparar y el sabor merece mucho la pena.

    Las pasas le dan un toque dulce muy rico, si no son lo tuyo, puedes sustituirlas por otros frutos secos, anacardos, pistachos e incluso avellanas.
    Estas últimas sin piel.

    Si yo he sido capaz de currarme este plato, tú no vas a ser menos, no?

    Manos a la obra!

    Ingredientes para 2 personas:

    * 2 dientes de ajo laminados
    * 1 cebolla
    * Un buen puñado de pasas y almendras
    * 400 gr de espinacas

    Para la bechamel:
    * 1 Cucharada de harina ( puedes usarla sin gluten)
    * 1 taza de leche vegetal preferentemente sin azúcar (aproximado)
       (Si no la encuentras sin azúcar no te vuelvas loco/a, quedará bien aunque un poco dulce, lo peor que puede           pasar es que tengas que añadir más sal para contrarrestar el dulzor)
    * 1 cucharadita de nuez moscada
    * Sal y pimienta negra al gusto 
  • Preparación:

    Comenzamos por laminar los ajos y dorarlos un poco en la sartén,
    Cuando cojan colorcillo, los sacamos y reservamos para después.
    Es el turno de la cebolla, la dejamos que se haga bien a fuego medio hasta que transparente.
    Ahora van los frutos secos, al tostarlos darán mucho más sabor a la receta.
    Los añadimos junto a la cebolla.
    Tras unos minutos ya los tendremos listos, añadimos por último las espinacas y las dejamos que se cocinen bien.
    Si las usas congeladas, soltarán agua, así que tienes que estar pendiente e ir retirándola con cuidado para que no acabe todo en el fregadero (a mí nunca me ha pasado...).
    Casi me olvido! Te acuerdas del ajo que reservamos antes? Pues lo tienes que añadir ahora.
    Mezcla bien. Lo tienes ya?
    Pues a la fuente de cristal, extendemos y vamos ahora con la segunda parte de la receta.

    Preparamos la bechamel.
    Ponemos el horno a precalentar a máxima temperatura.
    Gotita de aceite en la sartén y cucharada de harina.
    Removemos bien, tiene que tostarse porque si no sabrá a crudo, pero no quemarse.
    Añadimos la leche y las especias (sal, pimienta negra y nuez moscada) y lo dejamos a fuego medio hasta que espese y removemos.
    Tiene que quedar como una masa de crepes, lo más fina posible.
    Cuando esté lista, la añades a la fuente, sobre las espinacas.
    Ya sólo nos falta el broche de oro.
    Ahora al horno a máxima temperatura en la reja superior.
    Déjalo que haga costra y se gratine, unos 10 minutos y vas viendo.
    Yo estaba a mil cosas, no quise arriesgarme y que se me chuscarrara todo,
    Aquí ya es a gusto del consumidor :)

    Servir calentito y comer!


comments powered by Disqus

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto

Suscríbete y te enteras de cosas que molan

Suscríbete y recibirás todas nuestras novedades. Cero SPAM, sólo contenidos de valor.
He leído, comprendo y acepto la política de privacidad
Información sobre el tratamiento de datos